Grupo PALADIN
ASIS International
SEGURIDAD CANINA
Darwin Angulo Narváez
Compártelo:   Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en LinkedIn
3. ¿Por qué es importante adiestrar a nuestro perro?
El adiestrar no intenta imponer tipos de comportamiento ajenos a la naturaleza de un perro, tampoco se trata de volverlo miedoso con base en amenazas o quebrantar su voluntad propia, sino proveerlo de las herramientas posibles para que conviva de la mejor manera posible en nuestro mundo.

Nadie llevaría a un cachorro a su casa, sin pensar antes en enseñarle cómo y dónde debe ir a su lugar correspondiente de baño. Enseñar a un perro a que venga cuando es llamado o a quedarse echado cuando y donde se le pida, es simplemente fundamental; un perro adiestrado no es únicamente para que se comporte mejor sino para mantenerlo más protegido.

'Los perros son los únicos familiares que podemos escoger', lo cual implica proveerlos de todos los cuidados necesarios posibles. Al adiestrar, logramos una mejor comprensión, así como una mejor valoración y adaptación de sus cualidades, al mismo tiempo que aumentamos las posibilidades de estar un mayor tiempo con ellos, convirtiéndolos en perros más sociables y con mejores modales, ésto facilita el hacerlos mayormente partícipes dentro da cada ámbito familiar.

Los perros siempre están dispuestos a aprender, ya que sus cerebros necesitan una constante estimulación, justo como ocurre con nosotros. Si se invierte tiempo para educar a un perro, lo aprendido permanecerá en su vida para siempre, esto requerirá tiempo y paciencia, aunque la idea no es que se convierta sólo en una mera rutina cotidiana.

Adiestrar debe ser una experiencia positiva continua, una oportunidad para el perro y su dueño de pasarla bien.

Cuando llegue el momento de acudir con algún adiestrador, habrá que tener la precaución de no caer en manos de alguno con técnicas e ideas tradicionalistas, que pretenda que un dueño deba mantener a su perro bajo control absoluto en todo momento, como si se tratara de un perro pseudo militar. Algunas personas que no saben mucho del tema aconsejan, por ejemplo, sacar a pasear perros con correa corta, llevarlos siempre del lado izquierdo (esta es una práctica militar de desfile "animal del lado izquierdo fusil del derecho" iniciada en los caballos y heredada posteriormente a los perros, de ahí la tradición) y sin permitirles distracciones como el olfatear árboles, postes, perros, etc.

La falta de convivencia con perros-gente, tensión de correa constante durante paseos, e igualmente el amarrarlos y la falta de libertad, más allá de disfrutar un paseo, traerán como consecuencias: frustración, ansiedad, agresión por inseguridad, miedo, entre otras, es decir, todo lo opuesto a lo que uno debe hacer para desarrollar un perro seguro, sociable y bien equilibrado.

Cabe aclarar que el término adecuado que debería aplicarse para educar perros es "adiestrar" y no "entrenar" como comúnmente se le menciona, ya que éste último término se refiere, por ejemplo, a un director técnico que entrena a sus jugadores de un equipo, quien les enseña las tácticas a seguir. A un ser humano se le instruye, a un animal, se le adiestra.

Otro caso de confusión y empleo fonético se ha dado en el empleo del juego de letra y número K-9 donde mucha gente, tiene la creencia que se refiere a cierto grado de adiestramiento canino, pero no lo es. En el campo de la seguridad, en los Estados Unidos, ha sido utilizado precisamente para identificar a un perro que ha sido adiestrado para asistir a un policía o a personal de seguridad en su trabajo.

En lo particular considero que el empleo de este término, en México así como en otros países de habla hispana, no viene al caso.

Página:   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10 Img Comentarios
Darwin Angulo Narváez

Adiestrar no intenta imponer tipos de comportamiento ajenos a la naturaleza de un perro.
Derechos Reservados ® 2009 - 2021 - Grupo PALADIN
México, D.F. - Contacto