Grupo PALADIN
ASIS International
GUARDAESPALDAS
David Crol
Compártelo:   Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en LinkedIn
6. ¿Quién manda y supervisa a los escoltas?
En ausencia de procedimientos previamente establecidos o un órgano de mayor importancia para acreditar la aplicación sutil del plan de seguridad integral, la línea de mando no siempre se identifica claramente. Sin embargo, existe y requiere atención.

La necesidad de mandar y supervisar con criterios adaptados, se relaciona con los preceptos descritos anteriormente. Quien está al mando, debe supervisar para dar crédito a su autoridad y forma parte de su responsabilidad el hacerlo. No obstante, la supervisión cuenta con sus propios niveles de control y una metodología que incorpora algunos procedimientos y soportes escritos.

Haré distinción de dos niveles de mandos, aunque conforme vaya creciendo el grupo, se debe subdividir la línea mandataria, creando más subordinados hacia la base.
  1. En punta, por inercia de las circunstancias, quien está naturalmente al mando para dirigir a los escoltas, es el propio protegido, el 'VIP', "quien paga manda".

    No obstante, existen aspectos que deben considerarse con tacto y sutileza. Sí, manda el 'VIP', pero ¿a quién y cómo? Su chofer, su escolta, sus hombres; un grupo inicia con un binomio para alcanzar cientos de elementos formando grupos de máxima seguridad, por ejemplo de la seguridad de un presidente de Estado.

  2. El coordinador, que también llamamos jefe de grupo, será designado por el 'VIP' o por el directivo o gerente a cargo de la seguridad de la organización que representa el protegido.

    Este elemento, será el principal e inmediato supervisor, que responderá por el grupo. Reportará al 'VIP' o al encargado de la seguridad, según el esquema existente.

  3. El 'VIP', manda pasando por su jefe de grupo y/o vía el gerente de seguridad, mismos que transmiten las órdenes o información a los demás elementos, conformando la unidad escolta. También, se debe respetar el canal inverso para reportar o informar.

Es posible hacer variaciones. La flexibilidad debe existir para prever alteraciones en el dispositivo implementado, algunas circunstancias o imprevistos, como la ausencia del jefe de grupo a lado del 'VIP' en un momento determinado, un fallo en los sistemas de comunicación o la activación de un plan B emergente, entre otras situaciones particulares.

Página:   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10 Img Comentarios
David Crol

La vocación, la ética y la preparación, son los pilares del escolta profesional.
Derechos Reservados ® 2009 - 2021 - Grupo PALADIN
México, D.F. - Contacto